¿Une más un parto con dolor?

La semana pasada escribí un post en el que removí muchos sentimientos. En “Historias de una mala madre: No la quería” explicaba que la maternidad no había sido una opción en mi vida pero llegó.

Un par de días más tarde La Madre Tigre hablaba de las diferencias entre un parto con y sin dolor. Sus palabras volvieron a llevarme a esa mesa de quirófano en la que vio la luz Pandereta.

Durante el embarazo mi obsesión no era un parto natural. Me limité a quedarme en el término respetado. Quería que mi médico me consultase las decisiones que debía tomar durante el parto. No me resignaba a ser un simple objeto en sus manos. El trato fue exquisito.

Pero no es de eso de lo que quería hablaros. Es del dolor que implica el parto.

Imagen de un parto de Leilani Rogers

Imagen de un parto de Leilani Rogers

Desde siempre supe que tendría un parto rápido y sin mucho dolor. Quizás esa seguridad hizo que fuera exactamente así. Transcurrieron tres horas desde que dejaba la cartilla en la recepción hasta que me vi en mi habitación.

Tres horas que pasaron sin más. El dolor había llegado antes y lo había aguantado en casa, tranquila (o eso digo ahora). Me agobiaba llegar al hospital y que alguien me lanzase una mirada del tipo “una primeriza más” y me devolvieran con cajas destempladas a mi casa. Y aguanté.

En el hospital me pusieron la epidural.   ¿Qué sentí en el parto? Absolutamente nada. Ni física ni emocionalmente. Un rato después de estar en la camilla me dejaron a Pandereta sobre mi pecho. Solo estaba sorprendida: “Ah! Ya ha salido. Pues muy bien”.

¿Hubiera reaccionado de un modo diferente si hubiera tenido un parto natural? ¿Los sentimientos que tuve en los primeros momentos hacia mi hija hubieran sido otros?

Creo que sí. En ocasiones pienso que de haber sentido su expulsión la sensación de pertenencia hubiera sido inmediata y con ella un sentimiento de amor. Quizás solo es mi imaginación sobre lo quise que fuera y no pasó.

No tendré más hijos (y no porque no quiera) pero si se diese la circunstancia rechazaría un parto medicalizado.

Y vosotras ¿creéis que el parto natural fomenta el lazo de unión en los primeros instantes entre la madre y su bebé?

Anuncios

28 comentarios en “¿Une más un parto con dolor?

  1. Pues yo no lo creo, yo di a luz con epidural y saqué a mi hija, ese momento es el más intenso que he vivido nunca, me entró un escalofrío por todo el cuerpo al verla, me emocioné, al segundo ya estaba mamando de mi pecho, para mi es lo más emocionante que he vivido en mi vida, y no hay nada comparable, y parí con epidural.
    Un beso

    • Muchas gracias contarlo. Y enhorabuena por haber tenido esos sentimeinetos que yo, sinceramente, envidio. Posiblemente no es la epidural, sino yo.
      Bss

      • No eres tú!!!! eso quítaltelo de la cabeza.
        Es una explosión hormonal, las hormonas hacen mucho, pero no es lo único, pasan muchas cosas por tu cuerpo y tu cabeza, no tienes ue culparte ni sentirte mal por nada.
        Una amihga, como te ocmentaba en twitter no sintió nada por su bebé hasta días después, ella misma decía “sí mira un bebé, que mono”

      • Tengo que conocerla. Tuvimos la misma experiencia. Estaba allí, vivíamos juntas, era muy calentita… pero lo que se dice conexión y amor; poco.
        Ahora eso es completamente diferente. Es el motor de mis días.

  2. Yo también pensaba que sería un parto rápido y estuve 23 horas desde que rompí aguas hasta que saqué a mi pequeña con mis manos. Utilicé epidural y para mi fue un parto maravilloso, pero para gustos… Lo importante es que quede un buen recuerdo, no? Gracias 😉

    • Eso es lo malo. Buen recuerdo tengo en cuanto a lo rápido, indoloro, que mi médico me consultó cada paso… pero no en lo que toca a los sentimientos. Y… el dolor se pasa pero los sentimientos quedan.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Bss

  3. Siento no estar de acuerdo contigo, no creo que el dolor sea especialmente una fuente de unión más fuerte que otra, ni mucho menos.
    A mi me pusieron epidural, y al final del parto se me pasó algo el efecto, y pedí más, y en este parto, volveré a pedirlo.
    Y me sentí, igual de conecta, sino que pasa con las madres de cesárea, son menos madres??Tienen menos vínculos con sus hijos??
    Conozco casos de partos muy dolorosos, y traumáticos, y esas madres han sentido rechazo a su hijo, por el dolor que sintieron…
    Así que cada caso es un mundo, y cada una debe elegir lo que quiera, pero seguro que toda elección te hace igual de madre, y ninguna por sí misma debe restar conexión.
    Besos mil

    • Ya sabes que no soy de las que me guste etiquetar ni decir lo que es mejor para cada cual. Pero siempre me quedará la pregunta (sin respuesta claro) de saber qué hubiera pasado sin anestesia. Si me había sentido mejor con ella.
      También es verdad que lo planteo desde un parto en el que el dolor no era tan intenso como puede serlo para otras mujeres.
      Bss y el tuyo será fenomenal. Ya verás.

  4. Sabes es una cosa que siempre me he planteado porque ninguno de mis tres hijos ha nacido por parto natural son tres cesareas por diferentes causas, el primero porque el parto despues de 48 horas no avanzaba es donde descubri que la Oxitocina a mi no me afecta estaba con dosis a tope y aquello no habia manera, la segunda porque llegamos de urgencias con rotura de bolsa meconio++++++ y la niña se moria y la tercera porque tras dos cesareas hay mucho riesgo de roturas y no se contemplo la cisrcunstancia pero he de decir que excepto en el segundo que fue anestesia total las otras dos eran con epidural y fueron bonitas a pesar de todo creo que si puede unir mas el hecho de notar que lo exulsas pero creo que el sentimiento de unidad y conexion es anterior

    • Fíjate. Yo sí me sentía unida cuando la tenía en el vientre pero me resultó un ser completamente extraño cuando nació.
      Esto no implica que la rechazase. Ni mucho menos. Pero eramos como dos desconocidas. Eso sí, cada día me enamora más.
      (Ya me contarás como avanza el asunto de la mediana).
      Bss

  5. Siento mucho pero no estoy de acuerdo contigo en todo, creo que se idealiza demasiado el momento parto y no tiene porque ser siempre así. Para algunas es tipo orgasmo, para otras el dolor tipo tortura, con epidural o sin ella, creo que el momento de la expulsión no es el momento de la unión, para mi el momento es ese en que te miras tus ojos las de el bebe y lo tienes un rato y piensans wuauuu has estado ahí dentro , ahora estas fuera y me toca cuidarte.

    Lo dicho siempre he tenido mi opinión y desde que soy bloguera y leo, todavía se agudiza más. Cada parto es un mundo, cada persona siente y padece diferenete, pero una epidural no desune y un parto natural une. POr cierto pa ser primeriza fue un chollo, algun día te cuento mis dos dias de dolores….

    • Vengo de familia de partos rápidos.
      Mi hermano casi sale de camino al hospital. Y yo el día del parto me fui de comida (con sobremesa) por si tardaba tiempo en poder volver a salir. Me apreté un arroz con bogavante que pa´que.

  6. Me pasa como a Vanina y Peineta, no creo que la unión y el desbordamiento de emociones que se puede llegar a sentir (o no, imagino que depende de cada mujer) tenga que estar necesariamente unido al hecho de sentir dolor.
    Yo he tenido epidural en mis dos partos. Y aun con ella, sentí perfectamente qué hacía en cada momento, emocional y físicamente (de esfuerzo, al menos, aunque no fuera de dolor mortal). Y si tuviera un tercero desearía que el parto fuera igual que los anteriores.
    Creo que hay una tendencia de un tiempo a esta parte a demonizar la epidural y no sé de dónde viene ni a dónde conduce. Lo que me fastidia es que pueda llegar a afectar a alguna madre y encima hacerle sentir mal por haberla elegido, como pasa con todo el tema de la LM. Esperemos que no se llegue a eso…
    Un besito guapita

    • Yo no pregono ningún método o modelo de crianza. Simplemente porque creo que lo que puede ser bueno para mi puede que no lo sea para otro.
      Lo que cuento es una experiencia personal y, como tal, las dudas que me genera. Siempre me preguntaré que habría pasado de haber elegido hacerlo de otra manera. Quizás porque añoro ese sentimiento que muchas tuvistéis y que a mi se me resistió.
      Leo comentarios en ambos sentidos: mujeres que (con o sin anestesia) cuentan los maravilloso del alumbramiento y otras para las que no fue nada fácil.
      Quizás sea más fácil echar la culpa a la medicalización que a mi falta de sentimientos hacia mi hija.
      Bss

  7. No lo sé. En mi caso, ambas nacieron “naturalmente”, la primera con epidural, pero me habían bajado lo que fuera que me habían puesto para que yo pudiera ayudar y sentir. Y la otra… Fue rápido, y sin tiempo a nada.

  8. Pues quizá sea el miedo al dolor o no sé, que siempre pediré la epidural. Con el chico la pedí y me dijeron que me pondrían una cantidad mínima (no sé hasta qué punto) para que pudiera sentir algo y participar y ayudar más en el parto. Así lo hicieron y todo fue como la seda. No sé, en mí no influyó, pero como ya te comentaba en otro de tus post, cada persona es un mundo y hay tantas situaciones como personas, ¿no?

    Chao!!

    María Cañal B. o http://www.mystoriesproject.blogspot.com

  9. Uffff… Para mi el parto es solo un paso para conseguir un fin. Mis dos partos han sido naturales pero medicalizados, cualquiera no lo hace con 4 kg de niños!!
    Ademas es que un parto se complica en segundos y deja de ser algo maravilloso para convertirse en una pesadilla.
    Con mi primer hijo me volvi loba, loba chunga de no tocar al bebe. Pero aprendi a quererlo con el tiempo, a conocernos mutuamente!!

  10. Hola! pues la verdad es que yo tuve una desgracia de parto con 48horas de contracciones y solo 1cm de dilatación, sin comer ni dormir en esos dos días y ya llegué como una loca a la sala de parto odiando al mundo. Me metieron oxitocina y 3 epidurales (2 mal puestas) y lo máximo que dilaté fueron 3, resultado final: cesárea de emergencia. Debo reconocer que siempre he tenido la espinita de no saber lo que es un parto natural (y respetado ya de paso porque me trataron fatal), más que nada por la experiencia, porque si me dices que puedo querer más a mi criatura, ¡es que me muero! a mi desde que me lo enseñaron me volví fan suya y aunque ha sido un bebé de una mala leche increíble (o llamémoslo alta demanda o con algún tecnicismo) yo no creo que se pueda querer más a un hijo, osea que creo que no me influiría la modalidad de parto. Creo que cada mujer y cada parto en un mujer es diferente, y me parece respetable todo, sentir rechazo inicial, amar al momento… con la mezcla de hormonas que tenemos nos puede pasar de todo! me está gustando leer historias diferentes para aprender de las experiencias de otras madres porque si tengo otro me preparo mentalmente para lo que pueda pasar, y este post me ha parecido un buen tema de reflexión.
    Un abrazo!

    • Muchas gracias.
      Tu caso es todo lo contrario al mio. Yo parto fácil. El tuyo complicadísimo. El mio respetado. El tuyo por lo que cuentas dejó que desear. Yo, sin embargo, no tuve ese enamoramiento nada más ver a mi hija. Tú a pesar de todo lo vivido, sí.
      Cada mujer somos diferente y única.
      Muchos besos

  11. Mi parto fue con epídural. Lo tenía claro desde el ppio y me reafirme en cuando empezaron a molestarme de verdad las contracciones. Por las circunstancias que fuera, la anestesia no me llegó a dormir bien todo, así que tenía unas punzadas de dolor, aunque si es cierto que hubo un rato que me quedé bastante relajada y no sabía si iba a ser capaz de empujar cuando llegara el momento.
    De cualquier modo, no creo que el sentir mas o menos dolor influya en como ves a tu bebe al nacer, ni el estar anestesiada. A mi la gine me iba guiando en todo momento de cuando tenía que pujar, y te aseguro que cuando me pusieron a medusi encima fue un momento mágico, y ahí me di cuenta de la maravilla que tenía encima 🙂

  12. Pues yo creo que, como la mayoría, depende. Yo tuve un parto natural, sin epidural, porque llegué con 8 cm de dilatación, y muy rápido. Me enamoré de Peque en cuanto le vi mirarme con esos ojazos negros ¿me habría pasado lo mismo con epidural? No lo sé. ¿Tú habrías sentido algo más por Pandereta si no hubiese sido con epidural? Nunca lo sabrás.
    Imagino que algo influirá porque el subidón de hormonas que sufrimos las mujeres no es para que nos enamoremos de nuestros hijos, si no para soportar los tremendos dolores del parto, pero otra consecuencia es sentir ese flechazo. Pero es una condición suficiente, pero no necesaria.
    Mi cuñada tiene dos hijas adoptadas de las que se enamoró el mismo día que recibió sus fotos, y ahí no había epidural, pero tampoco había niño.
    Lo importante es que cada días quieres más a Pandereta.
    Un besazo para las dos.

  13. Yo tuve epidural y debió de ser a tope, porque estaba “de campo y playa”vamos que no sentía ni su cabeza y cuando salió y me la pusieron después de un pequeño susto y que no mamaba pues un amor, ahora con sus caprichos hay días que me desespera, pero es buenísima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s