Sorpresas con corazón

Hay niños efusivos que demuestran sus sentimientos  cada momento con besos y abrazos. A otros las muestras de cariño se las tienes que sacar poco a poco. Pandereta es de esas niñas.  “Igualita, igualita que su madre” diría el Sr. Padre.

Pero que le cueste demostrar sus sentimientos, o simplemente que no le apetezca hacerlo, no significa que no quiera a la gente que la rodea. Si me preguntarán quien es su abuelo/a favorito diría que el yayo (mi padre). Son cómplices, juegan, se pelean, corren, incluso hacen planes en los que no nos incluyen.

También sé que su yaya es la que provoca más enfados. El motivo: es la que más la cuida cuando nosotros tenemos que quedarnos a trabajar. El contacto más asiduo crea muchas veces roces y enfados; todas somos madres y lo sufrimos cada día.

Ayer en el cole hicieron un juego con globos. Cada niño puso un deseo en su interior. Cuando vi el de Pandereta no pude menos que darle un gran abrazo. Había pedido que su yaya se pusiera pronto buena. Una sorpresa con mucho corazón.

Qué se ponga bien la abuelita

Qué se ponga bien la abuelita

Anuncios

8 comentarios en “Sorpresas con corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s