Cuando las princesas se convirtieron en brujas

Una madre, sobre todo la primera vez, quiere complacer a su hijo. Y a veces, no medimos las consecuencias. ¡Qué me lo digan a mi!

Por primera vez hemos celebrado el cumpleaños de Pandereta en casa. Solo un reducido grupo de amigas para celebrar sus 5 años. Nueve niñas. ¡Va! Eso no es nada para dos adultos ¿no? Pues sí, es mucho. Solo les faltó atar al Sr. Padre a un mueble y bailar en torno a él la danza de la muerte de los Sioux en plan La Gran Familia.

Gran familia

El plan era sencillo: mañana de juegos libres (para lo que fueron ideales los juguetes de Reyes), comida, tarde de actividades dirigidas, merienda y juego. Pero ¿qué hacer cuando nueve niñas se sublevan y quieren que Sr. Padre las persiga por toda la casa mientras ellas se esconden y gritan? Nada. Ni las hordas de los hunos  hubieran podido pararlas. Resultado: demasiada excitación y un padre al que no dejaron a sol ni sombra.

Tras la fiesta puedo hacer balance:

Durante la mañana que hagan lo que les plazca, no hay problema.

En la comida no te compliques. Nada de exquisiteces. Pasta con tomarte y sin aderezos. Eso lo gusta a todos los niños. Hamburguesas o perritos para completar. Fruta o zumo. Deja los dulces para la merienda.

Después de comer todos a ver una peli de dibujos. Hay que ser inflexible. Si te ven dudar te la lían.

Tras la merienda actividades dirigidas tranquilas. Nunca se te ocurra perseguirlas, asustarlas y jugar con ellas a los malvados ogros que comen niñas. ¡Nunca!

Fundamental: Si es una fiesta de niñas siempre tienes que tener disfraces a mano y un kit de pintura. Ah! y muchas, muchas toallitas desmaquillantes.

Y sobre todo: si lo puedes hacer en un sitio que nos sea tu casa ¡mejor!

Anuncios

17 comentarios en “Cuando las princesas se convirtieron en brujas

  1. Jaajajja, tomo buena nota. Lo del maquillaje les encanta a todas. Nosotras tuvimos un día de chicas el sábado y no paramos en casa más que para ir a dormir por la noche. Pero algodón y desmaquillante no faltaron… Pandereta encantada de la vida!! Y tú… Una loca!!!

    • Tuvimos casita, que ya no tenemos. Después de la fiesta quedó como chabola.
      De los zapatos al final pasé porque se me fue el presupuesto y.. menos mal porque quería hacer el juego de encontrar el zapato de Cenicienta.
      ¡Hubiera sido el caos total!

  2. No me extraña lo que decias del Spa despues… Nueve!!!! Buf, me imagino el percal… Ni la super casita que habias encargado sirvió para entretenerlas? tomo nota de tus consejos para cuando llegue el momento, sabio legado 🙂 Un besazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s